Autora:

Dra. Neus Lorenzo Galés (Universitat d’Andorra, 2023)

Originalmente, la educación tradicional estructuró el currículum en función de los contenidos y su memorización. Se pedía a los alumnos que aprendieran y recitaran las letras del abedecedario, las tablas de multiplicar, y las listas de fechas, reyes, preposiciones, o elementos químicos.

Con el tiempo, el desarrollo de las ciencias y las disciplines positivas pusieron de manifiesto la necesidad de priorizar los procesos, la estructura ejecutiva o las estrategias procedimentales de cada disciplina. Se animaba a los alumnos a reproducir modelos de texto, utilizar de herramientas de dibujo geométrico, o planificar y adaptar métodos de observación, comparación, clasificación y validación, según propuestas concretas.

En la actualidad, la acelerada transformación digital a escala global esta generando un nuevo espacio de vital y de aprendizaje en la red, y es evidente que se necesita establecer también las bases éticas de la interacción con los demás, los principios de sostenibilidad y eficiencia de aprendizaje, o las reglas de equidad en la colaboración para la resolución de problemas, sin abandonar los conocimientos y procedimientos científicos esenciales que nos han proporcionado la cultura enriquecida y diversa que tenemos como especie humana. Por ello, es imprescindible trabaja desde la integración de ámbitos que garanticen el equilibrio necesario de componentes, mecánicas y dinámicas de aprendizaje, respetando tanto el conocimiento y las metodologías existentes, como el interés legítimo por las nuevas herramientas tecnológicas que están transformando el mundo.

El modelo TPACK (Technological Pedagogical Content Knowledge) se centra en la integración de la tecnología (T), la pedagogía (P) y el contenido (C) en la enseñanza. La evaluación de las actividades y los diversos proyectos integrados que se proponen en la actualidad lleva intrínseco el reconocimiento de los tres ámbitos de trabajo que en el aula se producen simultáneamente.

Algunos ejemplos prácticos nos ayudarán a entender el modelo integrado TPACK, uno de los más consolidados, y que permite identificar indicadores de evaluación para la materia curricular o de estudio (contenidos), la orientación pedagógica (tareas, proyectos o modelos colaborativos, de simulación o de resolución de problemas, por ejemplo) y los usos de las tecnologías educativas que se utilizan en la planificación, ejecución o difusión de los resultados y productos.

Algunos ejemplos concretos nos ayudarán a comprender la importancia de integrar el modelo TPACK en las propuestas educativas y las situaciones de aprendizaje para cada nivel educativo:

Foto de RF._.studio: https://www.pexels.com/es-es/foto/cientifico-afroamericano-irreconocible-que-estudia-anatomia-con-tableta-3825539

Foto de RF._.studio: https://www.pexels.com/

Educación Infantil:

Actividad: Crear una historia digital.

Cómo se integra TPACK:

Tecnología (T): Uso de tabletas o computadoras con un programa simple de creación de historias digitales.

Pedagogía (P): Enseñar a los niños cómo narrar una historia, enfocándose en el inicio, el desarrollo y el final.

Contenido (C): Temas básicos de aprendizaje, como animales, colores o números, que los niños pueden incluir en sus historias.

Educación Secundaria:

Actividad: Proyecto de ciencias sobre el cambio climático.

Cómo se integra TPACK:

Tecnología (T): Uso de entornos web con software de modelado climático y herramientas de visualización de datos  (p.e. en la web de NASA Earth)

Pedagogía (P): Métodos de investigación científica, para observar, clasificar, analizar y presentar datos.

Contenido (C): Conceptos de ciencias ambientales y meteorología, sostenibilidad biológica y cambio climático

 

Universidad:

Actividad: Creación y Personalización de Recursos Educativos Digitales para la Inclusión de alumnado vulnerable

Cómo se integra TPACK:

Tecnología (T): Uso de herramientas de creación de contenido digital accesibles, como software de edición de vídeo con subtítulos, plataformas de blogs con opciones de texto a voz, o aplicaciones de grabación de audio con ajustes de claridad y tono. Los estudiantes universitarios diseñan y adaptan recursos educativos digitales (como vídeos educativos, blogs, o podcasts) específicamente para alumnos con necesidades educativas especiales.

Pedagogía (P): Enseñanza de estrategias para la inclusión educativa, como la identificación de vulnerabilidades, la diferenciación pedagógica y la adaptación de materiales a diversas necesidades (p. ej., discapacidades cognitivas, trastornos del espectro autista, dificultades de aprendizaje).

Contenido (C): Dificultades de aprendizaje, identificación de altas capacidades, reconocimiento de canales comunicativos y preferencia de estilos de aprendizaje. Modelos y procedimientos integrados para el trabajo de temas de educación primaria, que hagan las sesiones accesibles y atractivas para estudiantes con diversas capacidades, incluyendo el uso de lenguaje simplificado, conceptos visuales claros, y actividades interactivas.

 

Universidad:

Actividad: Análisis y uso académico de datos históricos, pedagógicos o sociológicos.

Cómo se integra TPACK:

Tecnología (T): Utilizar bases de datos en línea y software de análisis estadístico de referencia, analizando su intencionalidad, origen y fiabilidad.

Pedagogía (P): Enseñar métodos de investigación histórica y análisis crítico a partir de la validación científica, el rigor de la investigación, el estudio de fuentes de alta credibilidad, y el reconocimiento de los límites y las limitaciones de los resultados validados.

Contenido (C): Temas históricos, pedagógicos o sociológicos específicos, con eventos significativos de un período o territorio particular, que permitan el estudio evolutivo de su impacto.

En cada nivel educativo, la clave está combinar efectivamente la tecnología, la pedagogía y el contenido para enriquecer la experiencia de aprendizaje, y evaluar de forma sistemática cada uno de los ámbitos trabajados. Para seleccionar los indicadores para cada uno de los ámbitos destacados se deben considerar tanto elementos cuantitativos como cualitativos, y se pueden interpretar des de la producción individual o colectiva. En los niveles universitarios conviene considerar también la actitud final del futuro profesorado, con especial atención al diferencial de aprendizaje que muestre en las reflexiones y meta reflexiones de autovaloración.

 

Lecturas recomendadas

Mishra, P., & Koehler, M. J. (2006). “Technological pedagogical content knowledge: A framework for teacher knowledge”. Teachers College Record, 108(6), 1017-1054.»


Schmidt, D. A., Baran, E., Thompson, A. D., Mishra, P., Koehler, M. J., & Shin, T. S. (2009). “Technological pedagogical content knowledge (TPACK): The development and validation of an assessment instrument for preservice teachers”. Journal of Research on Technology in Education, 42(2), 123-149. https://doi.org/10.1080/15391523.2009.10782544

  

Shares
Share This