Mostrant articles per etiqueta: Edublogs

En 2014 el "FabLab Madrid CEU" estaba en plena consolidación y surgió la oportunidad de ofrecer a los alumnos un proyecto de fabricación digital que, aplicando las técnicas aprendidas, resultara en la elaboración de los trofeos para Edublogs. El reto consistía no sólo en la fabricación mixta artesana y digital, sino en decidir cuál era la mejor combinación de técnicas y materiales.

El empleo de peonzas de madera reales representaba una vuelta a los orígenes, a lo natural, pero también querían ofrecer un homenaje a los ganadores. En sus blogs podían reconocerse las horas dedicadas, su huella personal... de manera similar a cómo la veta y los anillos de la madera cuentan la historia del árbol del que procede.

 

Escrito por @maribelcastilla

Mis primeros recuerdos de Espiral Edublogs comienzan en 2011, cuando empecé a conocer la asociación y a quedarme deslumbrada por la cantidad de cosas espléndidas, de cara a la Educación, que se emprenden desde ella. Una vez conseguí entrar en Espiral, me llamó la atención el trabajo que se desarrollaba alrededor del premio Edublogs, y me atrajo lo suficiente como para intentar meterme a ver qué se cocía y cómo, desde dentro.

Empecé en publicación. ¡Un gran equipo!, fue lo primero que me llamó la atención. Personas dedicadas, divertidas, trabajando mano a mano para que todo saliese bien. En aquella época todo era más complicado, dado que el método de trabajo era bastante casero y costaba más de lo que cuesta hoy, pero salíamos adelante y lo pasábamos bien.

En un par de años la participación  aumentó muchísimo, llegando a los más de 1200 blogs presentados en aquel momento.

Eso suponía mucho trabajo, pero era tan satisfactorio que lo hacíamos con ilusión. Una primera criba, para comprobar que se cumplían las bases, y ¡adelante!.

Un par de ediciones después, ya siendo presidenta de la asociación, me dediqué a la Coordinación General primero, y luego pasé a ser Co-Coordinadora apoyando y ayudando a Gemma Grau, que tomó el relevo.

Desde allí se ve todo el enorme trabajo y esfuerzo de la gente de Edublogs en toda su plenitud. Se observa la rigurosidad, la responsabilidad, el buen hacer, el cuidado extremo que se pone tanto desde Publicación como desde el Jurado, los grandes profesionales que forman ambos equipos y  la seriedad con que se vive cada fase del premio.

Lo mejor de todo, sin duda, el final. En cada una de las ediciones en las que he estado presente, con un papel u otro, simplemente sentada entre el público o presentando el premio, se ha palpado la emoción, la satisfacción por el trabajo bien hecho. La peonza que lo simboliza es la representación de ese movimiento constante del maestro y del alumno hacia una mejora en la educación. He visto lágrimas de felicidad, ilusión a raudales, sonrisas regaladas durante horas y mucho amor por la profesión.

Mi experiencia en Edublogs es que siempre ganan todos, los que se presentan, los que no, los que reciben la peonza y los que en ese momento aún no llegan. Gana la fuerza del maestro, la fe en un futuro mejor para los chicos. Espero seguir siendo parte de Espiral Edublogs durante mucho tiempo.

Isabel Ruiz @Isabel_Ruiz

Dijous, 31 Març 2016 00:52

¿Quién es quién?

Participo en la publicación del premio Espiral Edublogs desde 2011. Desde entonces ha habido una progresión en el equipo y en la forma de coordinarnos, pero el sentimiento de pertenencia a un grupo singular es inamovible. Quizás sea eso lo que me ata año tras año al premio, yo también soy Espiral y tengo que poner mi granito de arena en este invento. Un invento que se cosifica, toma forma, en la ceremonia de entrega de las peonzas en junio. No he ido todos los años, pero siempre que he acudido, he sentido una emoción especial en las entregas. Incluso puedo decir que se me han saltado las lágrimas en más de una ocasión. Ilusión me ha hecho comprobar como algún blog de los que me había tocado publicar (hay muchos que no pasan desapercibidos) había conseguido una peonza, aquello significaba que mi trabajo daba sus frutos, que tenía sentido publicar blogs y blogs de forma mecánica un día a la semana tras varios meses. Quizás sea eso lo que me vincula al premio, la emoción, el sentimiento o simplemente el ritual de traerme mi pequeña peonza llavero y colocarla en algún manojo de llaves. Así como por arte de birlibirloque las llaves recobran significado, son algo más. Tengo una peoncita en el coche, en las llaves de casa, en las del buzón, incluso alguno en Plasencia tendrá su peonza con las llaves que perdí. No sé si me dieron más pena las llaves o la peoncita de 2013 que extravié sin poder abrir el coche. Todos los años digo "este es el último, voy a presentar mi blog" (no puedo hacerlo al ser miembro del equipo de publicación) pero pienso ¿para qué? ya tengo la peonza colectiva de Tres Tizas de 2008 y sobre todo tengo mis peoncitas llavero, no necesito más. Este año de nuevo en junio espero traerme otra.

Suerte a los blogs que participan en esta edición:

Gorka Fernández, @gorkafm

Dijous, 24 Març 2016 22:24

¿Por qué una peonza?

Cuando pensamos en crear el Premio Espiral de Edublogs, evidentemente, necesitábamos asociar al Premio una imagen, un icono, que lo representase y que se pudiese convertir en un objeto entregable, que tuviese relación con la educación pero desde la vertiente lúdica e informal porque ya pensábamos que el aprendizaje se produce fuera del aula, de manera social.

Yo conocía Espiral pero no era socio aunque me parecía un proyecto con posibilidades, sin más. Durante la presidencia de Joan-Antón Sánchez Valero, éste me lanzó el reto, que acepté, de crear una revista en formato papel para la asociación. Se trataba de que la SGTI (Subdirecció General de Tecnologies de la Informació del Departament d'Ensenyament) y tal vez otros patrocinadores, la financiaran. Para ello creamos un número 0 con su nombre, su editorial (se titulaba "Internet en 2001") y todas sus secciones y artículos. A la revista la bautizamos con el nombre de Baldufa (peonza en catalán) porque ese modesto juguete infantil recogía nuestra idea de aprendizaje, juego, dinamismo, tradición y actualidad, pasión y a la vez, en su baile incesante, describía una espiral en el suelo.

Aquel proyecto no encontró la esperada financiación y la revista nunca llegó a ver la luz.

Así que, cuando en mi presidencia tuvimos la idea del Premio se me ocurrió que podíamos recuperar el símbolo de la peonza que seguía girando y todavía lo sigue haciendo por tantos y tantos centros del mundo.

Escrito por Juanmi Muñoz, expresidente de la Asociación Espiral, Educación y Tecnología.